lunes, 17 de septiembre de 2012

MI EXPERIENCIA COMO MADRE SOLTERA.

Como toda joven que inicia su vida sexual temprano y sin orientación quede embarazada a los 16 años como era de esperar el me dejo con “mi problema” al saber que yo no abortaría.
Lo más difícil fue que tenía que seguir estudiando y fue ahí cuando las personas que decían ser mis amigas se alejaron de mí, pero no solo por eso abandone los estudios. También en esta etapa se nota quienes en la familia te apoyan y quienes no
Uno de los momentos  más difíciles fueron cuando nace la bebe, porque tu miras a tu alrededor  y la mayoría tiene a su pareja a la par apoyándolas.

 



Cuando los niños crecen y en actos como los del colegio muchas veces los niños se sienten mal al mirar a sus compañeros con sus padres y ellos solo con su madre; pero es ahí cuando uno como madre debe de sacar mucha fuerza para no permitir que su hijo se sienta mal y no dejar que otros niños les hagan burla.
Gracias a Dios mi hija siempre está rodeada de personas que la aman y la protegen y no permitimos que nadie se le acerque para hacerle daño.
Mi vida cambio mucho gracias a la llegada de mi hija ya que en momentos de alegría o soledad siempre estamos juntas, llevamos una relación muy linda ya que somos un apoyo la una para la otra, hay ocasiones que me enseña muchas cosas ya que en momentos difíciles nos dejamos llevar por la angustia y ella me hace ver las cosas desde otro punto de vista.

Ahorita ella tiene 13 años está cursando el 6° grado y es muy aplicada en sus estudios, estos años han sido de mucho esfuerzo por que en algún momento  he tenido que sacrificar cosas por darle lo mejor a ella, pero como todo no solo han sido problemas ya que la mayoría han sido momentos de mucha alegría.









En estos momentos de mi vida le doy gracias a Dios por tan maravilloso regalo que me dio ya que ser madre es un privilegio que él nos concede y hay que dar todo por la felicidad de nuestros hijos pero siempre corrigiéndolos cuando sea necesario ya que hay muchas personas que no pueden tener hijos y por  mas tratamientos que se tomen no  lo pueden lograr.   

EL VALOR DE UNA MADRE SOLTERA

La decisión de una madre soltera que dice si a la vida de su hijo merece respeto y ayuda.
En el mundo en el que vivimos se ha desarrollado una mentalidad permisiva en la que el sexo muchas veces se convierte en un juego y en un momento de placer, un modo de actuar en el que se han perdido la responsabilidad y los auténticos valores morales. Otras veces el sexo es visto como un ensayo de amor que termina con el fracaso.
Cuando una chica queda embarazada, la reacción de muchos es de alejamiento: la dejan sola con su problema, el padre que es tan responsable como la madre de ese hijo, en muchas ocasiones desaparece cobardemente, sino es que presiona a la que antes decía amar para que ahora cometa la locura de abortar a su hijo para “solucionar el problema.”

Muchas veces se sienten solas al afrontar su embarazo.

La decisión de una mujer  soltera que dice si a la vida de su hijo merece respeto y ayuda. Una ayuda que le permita llevar el embarazo con la máxima serenidad posible, por el bien de ella y por el de su hijo, pues las emociones de la madre pueden ser decisivas para un sano desarrollo del feto y para una buena psicología del niño. Hay que superar especialmente   las  presiones externas  y  las tensiones internas, para invertir las mejores energías para que el embarazo  transcurra de modo positivo para madre e hijo.
Además, hay que ofrecer a la madre apoyo en todos los aspectos de su vida: personal, familiar, laboral o de estudios  y en la maduración de su vida cristiana. La mujer que afronta sola un embarazo sin casarse siente sobre si una enorme responsabilidad, sabe que su vida cambiara profundamente, en sus entrañas vive su hijo. Su organismo físico y su propia psicología se preparan para acogerlo, para vivir la hermosa aventura de la maternidad.

PROBLEMAS QUE ENFRENTA UNA MADRE.

Las madres solteras se enfrentan a gran cantidad de problemas, con los cuales tienen que lidiar de manera automática para lograr salir adelante.
Es difícil esquematizar los problemas de la madre soltera debido a los diferentes tipos de madres que existen: desde la mujer joven que por motivos personales quiere un hijo, pero no el matrimonio, y lo cría con esa perspectiva, hasta la mujer pasiva que da a luz hijos por el azar de sus encuentros, sin que esto modifique el curso de su vida.
En estos tiempos la formación de las familias ha ido variando, habiendo actualmente más madres solteras que afrontan este reto, y no es nada fácil. Otras mujeres que iniciaron su vida con un matrimonio constituido, también deben afrontar el reto solas cuando se rompe el matrimonio.
La sobrecarga es una característica de la madre soltera, ella debe asumir funciones domésticas, educativas, económicas, etc., funciones que no tiene con quien compartir por lo que ocupan casi todo su tiempo libre, trayendo como consecuencia que la madre tenga el tiempo justo y no disponga de un momento para su vida personal y social, originando su alejamiento de sus amistades y el consiguiente sentimiento de soledad y abandono. Algunas mujeres inclusive piensan en dedicarse a su hijo el 100% de su tiempo porque no creen poder encontrar a una pareja que acepte a su hijo.
Para una mujer sola un hijo es una gran carga y está obligada a trabajar, su jornada de trabajo debe cubrir el precio de su propia manutención, la de su hijo, y además el costo de la atención del niño durante su vida.
Muchas madres solteras tienen una posición profesional excelente; a veces una situación bastante brillante. La mayoría de las estadísticas toman como base cierta clase de madres solteras que recurren a los servicios sociales, los servicios de ayuda a la infancia, las maternidades y los asilos para madres.



Uno de los problemas mas frecuentes es cuando la madre
trabaja y no tiene con quien dejar a su hijo.

CRIANZA DEL HIJO

Las madres solteras suelen cometer errores en la crianza del hijo, debido principalmente a que ellas cargan solas de toda responsabilidad. Por un lado, pueden tornarse perfeccionistas y autosuficientes, en un afán de demostrar al mundo que ellas pueden solas con este reto, el querer solucionar su problema crea una obsesión que las lleva a un estado de constante estrés emocional. También suelen ser sobre protectoras, debido a que por temor a rechazar a su bebe vuelcan toda su atención en el.
Es muy importante que la madre tenga muy en claro que no debe hablar mal del padre, los niños al llegar a la edad adulta sacaran sus propias conclusiones. En lo posible se debe hablar positivamente del padre.
Hay muchos factores que llevan a que una mujer enfrente el embarazo y alumbramiento sin una pareja. El primer paso para salvar esta situación es aceptarla, luego encontrar a las personas que pueden brindar apoyo y que la madre desearía que la acompañen. Puede elegir un familiar o un amigo que la haga sentir segura, esto apoyará a la madre para desempeñar su tarea.

En la gestación, la madre debe estar en buenas condiciones psicológicas, algunas recomendaciones para poder llevar una buena gestación son las siguientes:
  • La familia debe apoyarla; de lo contrario, se van a presentar problemas más grandes para todos en el momento en que haya alguna complicación.
  • Aunque la madre esté sola, nunca debe dejar de lado los controles prenatales.
  • Nunca rechazar al bebé ni ocultar el embarazo con una faja, esto trae problemas físicos y psicológicos en el bebé.
  • Debe buscar ayuda psicológica, con el fin de prevenir la ansiedad y la depresión en las embarazadas.

Al momento de que él bebe ha nacido muchas madres solteras creen que el cuidar sola al bebé  deben hacerlo en soledad pero no significa eso, una mamá podría llevar adelante una crianza feliz. En todo caso, el resultado dependerá de cómo viva personalmente esta situación.
Las madres solteras tienen una gran responsabilidad de educar hijos emocionalmente estables pese a que su familia es disfuncional por la carencia de la figura paterna, deben ante todo mostrar amor a sus hijos y procurar dedicar tiempo de calidad con ellos.
En general, una madre soltera que cría solo a un niño puede hacerlo bastante bien, pero también hay que reconocer que esta tarea se le puede hacer muy dura por momentos y evidentemente, la responsabilidad es más llevadera cuando puede ser compartida, y en ese sentido es un mérito innegable sacar adelante una familia de uno o más hijos si se está sola.
Cuando los niños son criados por una madre soltera, estas madres corren el riesgo de volcar todo su potencial amoroso sin medida en el hijo, por falta de un marido, y esto puede dificultar al hijo en su busca de independencia e identidad.
También puede ser que la madre sea sobreprotectora que no le permite al niño vivir tranquilamente. Esto se da porque su hijo es el único ‘tesoro’ mientras que todo mundo le dio la espalda.
Bajo esta óptica, se dice que el hijo encuentra dificultad en los momentos en que debe separarse de su madre. Podemos ver plasmado esto cuando le toca ir a la escuela. Ellos se sienten inseguros y muestran su descontento y angustia al tener que separarse de sus madres por un determinado tiempo. Al respecto, se dice que la madre debe brindarle la confianza del caso y acompañarlo hasta donde más se puede sin que esto suponga interferir con su normal desarrollo y desenvolvimiento. Es aquí que surge la figura del maestro o tutor, quien en las instancias iniciales debe hacer las veces de sustituto y ver la manera de ganarse rápidamente la confianza del niño.

Muchas veces las madres nos volvemos muy permisivas.




AUTOESTIMA

Definitivamente la autoestima cambia, primero cuando nos enteramos que estamos embarazadas y no tendremos el apoyo de nuestra pareja, es aquí cuando la familia tiene que ser solidaria y demostrarle que tiene el apoyo de sus familiares. Demostrándole que ella no está sola y que puede salir adelante.
Existen muchos factores que influyen negativamente sobre la autoestima de la madre soltera, entre los principales tenemos:


Los cambios físicos producto del embarazo afectan a las que tienen hijos en una familia constituida y mas aun en madres solteras por la carga emocional que llevan consigo, sobre todo si son muy jóvenes.
Aislamiento de sus amistades, debido a que enfrentan solas las responsabilidades del nuevo bebe.
Aquí podemos ver que aunque lleguemos cansadas de trabajar
llegamos a dedicarle tiempo a nuestro hijo.

Variación de sus planes de vida, muchas madres solteras jóvenes tienen que abandonar sus estudios e incluso buscar trabajo sin contar con la preparación y experiencia laboral para conseguir uno bueno.
Imposición de la familia en sus propias decisiones, debido a que algunas madres solteras jóvenes se ven obligadas a depender de su familia y a acatar las ordenes que les impongan sus padres por que ellos son los que mantienen tanto a la madre como al bebe.

Sentimiento de culpabilidad por haber quedado embarazada

Cambio de actividades gratificantes por obligatorias, ahora tienen nuevas responsabilidades que ocupan hasta su tiempo libre.

¿QUE CAMBIA EN LA VIDA DE LA MUJER CUANDO SE CONVIERTE EN MADRE SOLTERA?

Definitivamente ser madre no es una tarea nada fácil, pero lo que más se quiere en la vida y lo que más felicidad nos da son nuestros hijos, por lo que a pesar de no seguir con nuestra vida anterior, nos adaptamos a la nueva vida e intentamos  hacerlo lo mejor posible que podemos.
Los cambios que  sufre una nueva madre no son solamente físicos, sino también emocionales y sociales, algunos de ellos son:
El estrés: cuando las madres trabajan viven a diario un gran estrés ya que después de trabajar y llegar cansadas, se encuentran con su bebe llorando o enfermo,  realmente la paz que se sentía de solteras, llega a desaparecer, esto es algo con lo que se debe lidiar y adaptarse, muchas optan por dejar su trabajo o tomar uno de medio tiempo o buscar a una persona que les cuide a su bebe. hasta la hora que logren regresar de su trabajo.
Falta de tiempo: ¿cómo obtener tiempo y más aun para uno mismo? Si de soltera apenas nos queda poco tiempo libre y ahora menos como madre, muchas se dejan de arreglar, se deprimen, se engordan y dedican todo su tiempo a la familia. Como consejo deberían tomar un sábado por la tarde para consentirse y relajarse .Compartir con sus amigas e ir por un café, tomarse ese tiempo que es tan necesario para uno mismo.
Falta de libertad: Definitivamente este es un factor que debe considerarse porque aunque  se esté en un momento libre, siempre se esta al pendiente del bebe.
Extrañar su vida de soltera: aceptar el cambio de vida es un proceso, ya que no se tienen todos los privilegios que se tenían de soltera, sin embargo se debe considerar esta etapa como un nuevo reto, como algo que en algún momento de nuestra vida debía llegar y empezar a disfrutar de la nueva vida, “recordar es  volver a vivir”, pero no podemos vivir del pasado, hay que dar el paso siguiente y mirar hacia delante.

Algo que cambia de forma drástica es nuestras horas de descanso.

Agotamiento: en lo personal este es un punto muy importante, ya que las madres llegan de trabajar cansadas, todavía a revisar las tareas,  arreglar la casa, se desvelan, se levanta de madrugada, lavan ropa, planchan, bañan a su hijo, preparan la comida del siguiente día, es una rutina muy apretada y cansada es por eso que tienen que organizar su tiempo e incluir ratos de esparcimiento con la familia.

DESEO DE REHACER SU VIDA

Para muchas madres solteras, el deseo de rehacer su vida, principalmente la afectiva es su nuevo objetivo, precipitándose en la búsqueda de una pareja con la cual consigan tener una familia “normal”, recibir afecto y darle a su hijo  una figura paterna.

Creer que al conseguir rápido una pareja se resolverán todos sus problemas, suele terminar en fracaso, puesto que es necesario que la nueva pareja construya un vinculo afectivo tanto con la madre como con el pequeño para poder formar una relación fuerte y duradera.

 Embarazarse rápidamente de la nueva pareja para tener un hijo en común, no es garantía de un vínculo duradero, o podría resultar en un nuevo fracaso. Tampoco es beneficioso para el primer hijo, que se encuentra en un proceso de integración a la nueva familia, pudiendo sentirse rechazado.

  Encontrar una pareja es una opción de vida, pero no necesariamente es la única ni la mejor, solo será buena si se consigue desarrollar vínculos afectivos fuertes entre la pareja, la madre y el hijo, y esto no se consigue de un día para otro, sino es el resultado de un compartir a lo largo del tiempo.
Como podemos ver en la imagen no siempre se lleva una vida feliz
ya que siempre hay discordia entre la pareja.